Venezuela: centro de operaciones de Hezbollá

El gobierno de Hugo Chávez le abrió las puertas a la organización terrorista Hezbollá y le permitió convertir a la Isla Margarita en el centro de entrenamiento más grande en el continente americano, según se desprende de la exposición realizada por Roger Noriega, ex Secretario de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estados de los Estados Unidos ante los miembros del Comité de Asuntos Exteriores del Congreso de los EE.UU.

Noriega dijo que Hezbollá ha ampliado su influencia en el hemisferio americano, gracias a la colaboración del gobierno de Hugo Chávez. Desde hace seis años, funcionarios del régimen de Chávez han conformado dos centros de operaciones: uno, manejado por líderes de dicha organización terrorista y sus colaboradores, y otro, conformado por un cuadro operativo Qods.

Los dos grupos trabajan buscando recursos para financiar sus actividades a través del lavando dinero y acciones criminales. También se dedican al proselitismo, narcóticos, reclutamiento y entrenamiento.

El ex funcionario asegura que durante varios años de investigaciones se logró detectar 80 células operativas en 12 países de la región, empezando por Brasil y Venezuela y culminando en el Cono Sur.

Hezbollá está proveyendo armas y explosivos y opera en el tráfico de drogas en la frontera de los Estados Unidos y México. Hay registros que oficiales mexicanos donde se reconocen la existencia de esas operaciones.

Agregó que el Congreso y los americanos tienen el derecho de conocer los términos en que el gobierno Federal trabaja los asuntos de seguridad en la frontera de México.

Dijo también que Hezbollá tiene un claro modus operandi: “Primero infiltran su gente y establecen mezquitas y centros islámicos en la región, y luego actúan”.

Sus investigaciones reportan que Hezbollá ha ampliado enormemente su influencia en la región, legitimando su causa y avanzando con su violencia con la llamada Guerra Santa o Jihad, al frente de nuestras puertas.

Igualmente, señaló, hay soportes sobre los recaudos de fondos por la vía de actividades comerciales y criminales, que le han permitido desarrollar sus actividades en el hemisferio.

Desafortunadamente, las actividades de Hezbollá no son nuevas en el continente ya participaron en la explosión de la embajada de Israel en Argentina en 1992 y en la AMIA en 1994. Ahora Hezbollá ha crecido en varios países de la región gracias al soporte de Hugo Chávez.

Noriega añadió que el gobierno de Venezuela ha colaborado estrechamente con las FARC y con Hezbollá entregándole armas, ha cooperado con Irán dándole soporte político, financiando actividades de toda índole para las organizaciones terroristas Hamás y Jihad Islámica.

Isla Margarita, Venezuela, se ha convertido en el área donde convergen las tres principales células de la región: Brasil, Argentina y Uruguay convergen en Sur América.

“Venezuela es el mayor centro de operaciones de Hezbollá en el continente”.

Noriega dijo que la cabeza principal de Hezbollá es Ghazi Atef Salameh Nassereddine Abu Ali, nacido en el Líbano pero nacionalizado como venezolano hace 10 años, y actualmente es el diplomático número 2 en Siria. Junto a sus dos hermanos coordina la célula de Hezbollá en Venezuela y coordina actividades de lavado de dinero, reclutamiento y entrenamiento. Gracias a su trabajo Hezbollá ha aumentado su influencia en la región.

Noriega recordó que Nassereddine estuvo en la lista negra del Departamento del Tesoro en junio de 2008 por recaudar dinero para Hezbollá. Después del testimonio ofrecido ante  el Comité de Asuntos Exteriores el pasado mes, los oficiales del Departamento de Estado que no estaban al tanto de las operaciones que  este grupo terrorista está ejecutando a lo largo y ancho de Venezuela.

Usando su status de diplomático, Nassereddine ha consolidado las relaciones “oficiales” de Hezbollá en el Medio Oriente, primero en el Líbano y luego en Siria. Su hermano Abdallah Nassereddine mantiene relaciones con la comunidad islámica a través de la Organización multinacional conocida como Federación de Asociaciones Árabe y americanas, conocida en ingles por sus siglas FEARAB. Esta asociación está afiliada a las de Sur América y el caribe y sus reuniones suelen hacerse en Sao Paolo o Buenos Aires.

El más joven de los hermanos, Oday Nassereddine ha establecido la base de operaciones y los centros de entrenamiento en Isla Margarita y ha reclutado adeptos a través de los Círculos Bolivarianos de Barquisimeto, que son los seguidores radicales de Hugo Chávez, aseguró el ex funcionario.

El individuo que está al frente del otro grupo paralelo al Hezbollá llamado Qods Force es Mohsen Rabbani, un iraní buscado por Argentina dada su participación en los hechos terroristas de 1992 y 1994. Para aquella época, Rabbani tenía credenciales como encargado de Cultura de la Embajada de Irán en Buenos Aires. Las relaciones cultivadas en aquellos tiempos son usadas ahora los operativos de reclutamiento en la región, para enviarlos a los campos de entrenamiento en Venezuela e Irán.

Rabbani está en la lista de buscados de INTERPOL, sin embargo, viaja periódicamente por la región. En marzo de 2011 estuvo en Venezuela, y en septiembre de 2010 en Brasil, donde él y su hermano que reside en Brasil reclutan a docenas de sus seguidores para la causa radical.

De acuerdo con la inteligencia brasilera, al menos 20 células operativas de Hezbollá, Al Qaeda y Jihad Islámica, usan a Brasil como centro de sus actividades terroristas.

Dos de los pupilos argentinos de Rabbani operan actualmente en Chile: Sheik Karim Abdul Paz, que estudio con Rabbani en Qom, actualmente es el Imán de un centro cultural islámico en Santiago y Sheik Suhail Assad es profesor de la Universidad de Santiago. Ambos simpatizan con la causa de Hezbollá.

Manifestó que Suhail viaja frecuentemente a América Central y el resto de Sudamérica para sostener reuniones en los centros musulmanes locales.

Dos semanas atrás, oficiales del Departamento de Estado le dijeron al Congreso que las actividades de Hezbollá en el hemisferio occidental estaban confinadas a recaudar fondos.

Lamentablemente para los EEUU, Hezbollá se está moviendo en América y sus actividades representan un grave y creciente amenaza para la seguridad de los Estados Unidos, confesó Noriega.

En su exposición aseguró que un miembro de ese grupo terrorista quiso detonar un tanque de explosivo en el Aeropuerto Internacional de Nueva York JFK. Ese terrorista se reunió con Mohsen Rabbani en Irán, y fue arrestado en la ruta de Venezuela cuando planeada abordar un vuelo de Teherán.

En la pasada primavera, dos miembros de Hezbollá condujeron un campamento de entrenamiento terrorista en la Isla Margarita reuniendo a personas de varios países de la región.

Las autoridades colombianas le reportaron personalmente que Hezbollá opera las áreas tomadas por las FARC.

En varias oportunidades, el narcotraficante Walid Makled dirigió negocios con las células operativas de Hezbollá y el diplomático venezolano, Ghazi Nassereddine confirmó en una entrevista televisada el 3 de abril, que Hezbollá condujo una recaudación de fondos y opera laboratorios de cocaína en Venezuela con la protección del gobierno de Hugo Chávez.

Hugo Chávez fue el anfitrión de una reunión de terroristas de líderes de Hamás, Hezbollá y la Jihad Islámica en Caracas, el 22 de agosto de 2010. Esa reunión fue organizada y sugerida por Irán y los arreglos estuvieron a cargo de  Nassereddine. En esa misma fecha fueron organizadas otras actividades terroristas en Caracas.

También se refirió a las operaciones de la línea aérea venezolana Conviasa que mantienen vuelos regulares entre Caracas-Damasco-Teherán. “Las redes de Hezbollá usan esos vuelos y los ferris para trasladar a los reclutas, la carga fuera y dentro de la región”, aseguró.

Motivado al apoyo oficial de algunos gobiernos de América Latina

Noriega aseguró que Hezbollá constituye una clara amenaza para la seguridad del territorio de los EE.UU. Ellos tienen la motivación, y han estado aumentando constantemente su capacidad de actuar. Además de la actividad operativa terrorista, Hezbollá también se encuentra inmerso en actividades delictivas en toda la región (desde la trata de armas, drogas y personas), todo lo cual amenaza la seguridad de los EE.UU.

El objetivo más tentador para Hezbollá en la región es Brasil, una de las diez economías más grandes del mundo con una población estimada de un millón de musulmanes.

La implicación más amplia de Seguridad Nacional de EE.UU. es que Hezbollá, a través de Irán y Venezuela, se ha comprometido los Estados Unidos en una estrategia ofensiva de la guerra asimétrica. Es el objetivo de ganar: la batalla mental de desgaste y la batalla de la legitimidad moral, especialmente con los jóvenes en América Latina.

Concluyó advirtiendo que “a menos que el gobierno de EE.UU. reconozca que existe una amenaza responda con esfuerzos coherentes, nuestra capacidad para proteger nuestros intereses y nuestra patria será gradual y peligrosamente disminuida”.

MiamiDiario.com

Este artículo es cortesía de http://noti.hebreos.net/

POSTED BY Web Master on Jul 29 under Noticias(News)

Leave a Comment

If you would like to make a comment, please fill out the form below.

Name (required)

Email (required)

Website

Comments

Copyright 2008-2009 SHOFAR BLOG | Powered by Ministerio Shofar


Video & Audio Comments are proudly powered by Riffly