“La ciencia se multiplicará” Por: José Ismael

Hace unos días un gran amigo y hermano en la fe, residente de la ciudad de Cleveland, Ohio (U.S.A.) me sugirió que escribiera sobre este tema, ante la muerte del Icono de la tecnología Steve Jobs. Me pareció bien hacerlo y quiero compartir con ustedes lo siguiente.

A través de todos los tiempos hemos conocido de hombres y mujeres que han realizado grandes hazañas en aventuras y descubrimientos los cuales nos han facilitado la vida en todas las áreas. Estos a su vez han patentizado sus inventos, lo cual les ha ganado fama, reconocimiento y mucho dinero. Hoy podemos decir que la vida material se ha hecho mucho más fácil. De lo difícil e imaginario hemos pasado a lo automático accesible, y a lo virtual.

Sencillamente se cumple la palabra profética de Daniel 12: 4 “Tu empero Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin: pasarán muchos, y multiplicaráse la ciencia.” Si consideramos que es del Todopoderoso la sabiduría y la inteligencia, cada hombre o cada mujer que ha hecho un gran descubrimiento lo cual ha impactado y beneficiado a la humanidad debe de reconocer que es un instrumento utilizado y capacitado por el Altísimo para cumplir su sagrada promesa.

Por lo tanto nadie debe atribuirse en lo personal todo mérito por sus logros, ni nadie debe engrandecer al extremo a la tal persona por sus logros. Tenemos que reconocer que el propósito divino se cumple. Tan sencillo como eso.

Escuchaba en las noticias que Steve Jobs era un hombre muy inteligente, a pesar de sus luchas en la niñez por tener un hogar disfuncional, lo cual tuvo que ir a vivir a otro hogar donde le ayudaron a que continuara sus estudios académicos y luego al lograr su fama de inventor a temprana edad, tenía una lucha entre la fama y los medios de comunicación. Porque no presumía de grandezas y su forma de vestir dictaba de su humildad. Porque esa era su naturaleza. Pareceme creer que Steve estaba conciente de que el no era el Superdotado, había una fuerza divina que le proveía la capacidad para alcanzar a entender el funcionamiento perfecto de los sistemas tecnológicos en pequeños tamaños, agilizando de manera rápida las aplicaciones de música, comunicación, compras y entretenimiento.

En el 1976 el mundo quedó sorprendido ante el descubrimiento de este joven en la marquesina de su casa, luego de esa experiencia el mundo ha disfrutado por 35 años los avances de la tecnología desarrollado por este inventor de la era moderna. Y así tambien podemos mencionar a otros como Albert Einsten, Isaac Newton, Thomas Alba Edison, y tantos más que cuando leemos su biografía, nos damos cuenta que fueron muy parecidos en sus situaciones personales en sus hogares y/o limitaciones físicas.

Pero para el Eterno no hay dificultad de utilizar al que el quiere, nosotros juzgamos por la apariencia externa de cada persona. El considera la posibilidad en cada uno y durante un tiempo lo utiliza para beneficiar a todos por igual. Nos toca ahora en ser agradecidos de la bondad divina, exhaltar su nombre, dandole el primado en gloria y honra por su obra. Reconocer y agradecer a cada hombre y mujer inventores/científicos por ser instrumentos que se dejaron usar por el sumo creador para bendición a la humanidad con sus descubrimientos.

Nosotros la humanidad tenemos que tener bien claro esa realidad. El hombre por si no puede funcionar. Si tenemos vida, salud, sabiduría, inteligencia, prosperidad, y buena gracia es porque el dador de la vida que habita en los cielos se ha complacido en glorificarse en nosotros.

Escucho a mucha gente expresarse sobre cada uno de estos inventores, hablando grandezas de su capacidad. Pero nunca reconocer a quien les capacitó para que alcanzaran tan excelente descubrimiento. Mientras haya vida la ciencia se seguirá multiplicando porque ese es el plan divino.

Revelaciones 4:11 establece “Eterno, digno eres de recibir gloria y honra y virtud: porque tú criaste todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron criadas.” Este pasaje escritural es una prueba evidente de que todo sobre el universo se manifiesta y existe por la voluntad divina. Por él es todo y sin él es nada.

Por lo tanto tengo que concluir que los inventores e invecciones se han desarrollado desde el principio de los tiempos, y será hasta el final de los mismos. Porque mientras la humanidad esté sometida al sistema de vida terrenal, capitalista y de grandezas, necesita facilitar su estilo de vida a pesar de que no necesariamente todos los inventos y descubrimientos le sean para una mejor condición de vida en la salud física y espiritual.

Pero cuando se manifieste los cielos nuevos y la nueva tierra,como establece Revelaciones(Apocalípsis) 21:1 será entonces muy distinto, porque los inventores y sus invenciones no serán necesarios, porque será el tiempo de vida celestial, y eso es otra cosa muy distinto a lo terrenal.

Espero que cada quien tenga conciencia sobre este particular, y no caiga en condición de enaltecer al extremo a quien hizo y descubrió una gran obra material, perdiendo de vista y olvidando darle la gloria y honra en primer lugar y siempre al dador de la vida, la sabiduría e inteligencia.

Agradezco tu lectura a este articulo, si deseas escribirme para sugerir algún tema o comentar sobre este, lo puedes hacer a joseismael@gmail.com, o visitar el grupo en facebook Ministerio Naciones Benditas. Tambien te invito a escuchar nuestro programa radial “Consejeria Pastoral” los miercoles de 8:30 a 9:00pm por www.radioshofar.org

POSTED BY Jose Ismael on Oct 15 under Consejeria Pastoral

Leave a Comment

If you would like to make a comment, please fill out the form below.

Name (required)

Email (required)

Website

Comments

Copyright 2008-2009 SHOFAR BLOG | Powered by Ministerio Shofar


Video & Audio Comments are proudly powered by Riffly